Blogia
El Salón de las Músicas Perdidas

Apertura

Image Hosted by ImageShack.us

 

Hoy mientras hablamos me doy cuenta de una cosa que intuía ya de antes.

Con ella estoy Abierto. Totalmente. Seguro de lo que afirmo, equilibrado, dispuesto a aprender, escuchar y sentir, a experimentar, a intuir, a compartir.

Dispuesto a ser lo que nunca había sido antes. Todo para ella. Y todo lo que pueda y me deje ser.

 

Es algo curioso, ese nivel de compenetración con alguien que tal vez no te está devolviendo lo mismo. Pero es que es así y lo acepto. Ni siquiera pienso si es natural o adecuado o algo inteligente o puro instinto... lo soy y punto. Es como siento que soy.

Y digo que no me está devolviendo lo mismo y no es todo cierto. Creo por lo que me ha contado que conmigo se abre a hablar de lo que tiene dentro más que con otras personas. Sabiendo lo que le he dico que siento y me pasa con ella, es algo increible que eso pase. Cuando sabemos que alguien anda detrás nuestro o de algo nuestro, solemos ser más precavidos, por no dar esperanzas falsas, por no ofrecer dobleces sino ser siempre sinceros, por dejar las cosas claras... y no noto que se tenga que forzar a eso conmigo. Sabe que si me habla escucho y si se calla cosas no la echaré nada en cara. Sabe que puede hablarme de lo que sea, sea bonito o feo, alegre o triste, mundano o sublime. Se lo he dicho como lo siento, que puede hacerlo. Porque cada cosa de ella me interesa, para aprender, comprender y conocer. Y yo también le he dicho que soy completo cuando hablo con ella, que no me callo cosas, no tengo miedo ni siento el impulso de callarme. No tengo miedo a la reacción a mi sinceridad, no tengo miedo a la reacción a mis opiniones... y sobre todo no tengo miedo de mi mismo. Cuando estoy con ella soy Yo. No me siento otro ni parte de mi. Solo Yo.

Pocas veces me pasa eso, que se alejen esos miedos. Pocas veces me siento tan cómodo, aceptado y seguro por otra persona, me pasó con sabbat y lo considero un pequeño milagro por el que doy gracias muchas veces. Y en este caso doy también gracias porque principalmente no es cosa que esté provocando otra persona, sino que lo provoco yo. Yo me Acepto. Plenamente. No sé si es por ella, por lo que me da o por lo que me hace sentir o por mi mismo, por cosa mía, por mi Evolución, por mi madurar... pero eso es lo que pasa.

 

Me Acepto. Errores y triunfos. Pasados y presente. Yo físico y mental y sentimental. Me Acepto, aunque todavía me quede por evolucionar, madurar, vivir... pero acepto que Soy y que seguiré siendo día a día.

 

Es un buen momento de mi vida. No sé cuánto durará o incluso si terminará alguna vez. No quiero hacerme esas preguntas. Sólo quiero vivirlo, siendo yo y comportándome como yo mismo.

 

Y qué narices, quiero que incluso vaya a mejor :)

9 comentarios

sabbat -

Pues me alegro :))

Androgen a Un Mar De Calma -

Gracias, el saber que la gente se siente bien cuando uno está bien es una sensación muy bonita :)

Un beso

Androgen a sabbat -

Me ayudaste a ser Natural :)

Gracias :)

Androgen a Patricia -

Si, eso siento yo, que el camino se hace suave... no menos largo, pero sí más suave :)

Un abrazo

Androgen a Su -

:)

un_mar_De_Calma -

Te siento muy bien. Me alegra verte asi.
un abrazo

Patricia -

Que agradable ritmo transmiten tus palabras, que buena sintonía. Es placentero captar sa frecuencia en cualquier medio o modo. Un saludo afectuoso.

sabbat -

A sabbat le encanta la gente Natural. No hubiera colado ninguna otra cosa :)

Su -

:-)) Hoy, sólo eso. Un beso